Greenlight Academy Rol
I.
II.
III.
IV.
V.
La academia Greenlight, reside dentro del pueblo de Haus, comprado y fundado por Adelbert Greenlight. En las cercanías de dicho pueblo, podemos encontrarnos con la capital de Australia, Canberra, donde se puede llegar en tren, camión e incluso en bicicleta. Los estudiantes, funcionarios o habitantes pueden llegar a Sydney en cualquiera de los transportes señalados, así como también tomando un avión con ese destino, si se cuenta con el dinero apropiado.
Datos necesarios
Aquí puedes encontrar los expedientes de los personajes que ya han sido creados en el foro o también puedes ver más fácilmente donde ubicar la ficha de tu personaje en creación.
Para elaborar tu ficha
03

Feuerrote

06

Lauftgrau

07

Wasserblau

05

Blattgrün

Jefe FeuerroteV. Greenlight
J. LauftgrauDisponible
J. WasserblauDisponible
J. BlattgrünDisponible
Ella Greenlight

Hija del Director

Vicious Greenlight

Hijo del Director

Adelbert Greenlight

El director

Lorelei Luhrmann

Ex-esposa del Director

EllaGreenlight
ViciousGreenlight
AdelbertGreenlight
LoreleiLuhrmann
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» ¿Reencuentro? [Priv. Remus]
Lun Nov 28, 2016 10:32 pm por Remus J. Lupin

» Paciencia impaciente (Priv. Suiren)
Miér Oct 12, 2016 11:03 pm por Sophie Blanc

» The sweet girl [Priv. Desirée]
Dom Sep 18, 2016 8:06 am por Viktor von Westermann

» Paradise Pradise {P}
Vie Sep 16, 2016 9:22 pm por Sam Ebony

» ►I'm not in love, but the sex is good◄ Priv. Christy
Jue Sep 15, 2016 3:56 pm por Sam Ebony

» «No pertenezco.» [Priv. Will]
Miér Sep 07, 2016 12:16 pm por Nico Di Angelo

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Vie Jul 22, 2016 7:35 pm por Invitado

» recreo (priv. Desiree)
Jue Jul 14, 2016 12:13 am por Chastiefol

» Sweet Scent {P; Desirée}
Lun Jul 11, 2016 3:31 pm por Desirée Bonheur

Afiliados
Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

I'm so addicted to you [Priv. Mad]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Bro el Vie Jun 24, 2016 10:34 am
Había llamado por refuerzos, aproximadamente hace dos horas. Estaba en una zona solitaria y difícil de acceder de la playa de Sydney. Ella sabría dónde encontrarle porque aquel era su lugar secreto. De los dos, un lugar donde ambos podían permanecer ocultos y juntos. En ese momento, aunque seguía esperando por la voz de su conciencia. Estaba solo, pero tenía la confiable compañía de una botella de tequila, la cual bebía a ligeros sorbos. Tenía el pecho descubierto y utilizaba únicamente unos bañadores ajustados para la playa de color negro. Estaba sentado sobre una roca de aquel lejano lugar. Se sentía muy cómodo, aunque ligeramente ebrio porque había estado tomando desde el momento en que le pidió a su mejor amiga que fuera a su rescate.

No entendía porque, pero el chico de ojo violeta le había parecido completamente encantador, descarado, sarcástico, simplemente encantador. Era un chico con personalidad y por primera vez en su vida, Byron pensó que debía sentar cabeza y conocerle mejor. No se detuvo a pensar que el chico era diez años menor que él, a lo mucho, y que seguramente solo había sido una aventura para él. Dio un nuevo sorbo a la botella antes de colocarla a un lado y a traer a su buena amiga vodka a la fiesta, abrió la botella y le dio un sorbo largo. Después de haber tenido relaciones con el muchacho, se había quedado pensando en toda la noche que pasaron y se dio cuenta de que aunque solamente le conocía por ‘encimita’, era increíblemente lindo y tenía una personalidad agradable. Le gustaba que le retaran y que le hicieran sentir que había tomado una mala decisión. Basta de sexo fácil, de agujeros anchos y aguados. A él le gustaba batallar y quizás ese chico no había sido virgen, pero había sido exquisito.

En ese momento, después de haber acabado con casi todas las botellas en su mochila, se preguntó en que momento llegaría Maddie, después de todo necesitaba de los sándwiches que había preparado para que degustaran. Byron comenzaba a darse cuenta de que tanta bebida alcohólica podría hacerle daño en el estómago, y no quería estar vomitando como loco cuando decidiera meterse en el agua. Abrió la aplicación de su celular, para enviarle un mensaje a su amiga.«¿Dónde estás, mad?»

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.