Greenlight Academy Rol
I.
II.
III.
IV.
V.
La academia Greenlight, reside dentro del pueblo de Haus, comprado y fundado por Adelbert Greenlight. En las cercanías de dicho pueblo, podemos encontrarnos con la capital de Australia, Canberra, donde se puede llegar en tren, camión e incluso en bicicleta. Los estudiantes, funcionarios o habitantes pueden llegar a Sydney en cualquiera de los transportes señalados, así como también tomando un avión con ese destino, si se cuenta con el dinero apropiado.
Datos necesarios
Aquí puedes encontrar los expedientes de los personajes que ya han sido creados en el foro o también puedes ver más fácilmente donde ubicar la ficha de tu personaje en creación.
Para elaborar tu ficha
03

Feuerrote

06

Lauftgrau

07

Wasserblau

05

Blattgrün

Jefe FeuerroteV. Greenlight
J. LauftgrauDisponible
J. WasserblauDisponible
J. BlattgrünDisponible
Ella Greenlight

Hija del Director

Vicious Greenlight

Hijo del Director

Adelbert Greenlight

El director

Lorelei Luhrmann

Ex-esposa del Director

EllaGreenlight
ViciousGreenlight
AdelbertGreenlight
LoreleiLuhrmann
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» ¿Reencuentro? [Priv. Remus]
Lun Nov 28, 2016 10:32 pm por Remus J. Lupin

» Paciencia impaciente (Priv. Suiren)
Miér Oct 12, 2016 11:03 pm por Sophie Blanc

» The sweet girl [Priv. Desirée]
Dom Sep 18, 2016 8:06 am por Viktor von Westermann

» Paradise Pradise {P}
Vie Sep 16, 2016 9:22 pm por Sam Ebony

» ►I'm not in love, but the sex is good◄ Priv. Christy
Jue Sep 15, 2016 3:56 pm por Sam Ebony

» «No pertenezco.» [Priv. Will]
Miér Sep 07, 2016 12:16 pm por Nico Di Angelo

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Vie Jul 22, 2016 7:35 pm por Invitado

» recreo (priv. Desiree)
Jue Jul 14, 2016 12:13 am por Chastiefol

» Sweet Scent {P; Desirée}
Lun Jul 11, 2016 3:31 pm por Desirée Bonheur

Afiliados
Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

It's not a UFO? {Priv. Jude}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Dammek Strideer el Sáb Abr 30, 2016 2:52 pm
Cuando llegó a la Tierra no estaba seguro de estar haciendo lo correcto, de hecho ni siquiera sabía si era un buen planeta para desembarcar, pero lo que si sabía era que aquella era su única salida, no tenía tiempo para elegir otro destino y mucho menos tenía tiempo para llegar a otro sitio, no sabía si la Tierra le recibía o no, pero aun así se mantenía oculto. Porque le seguían los de su planeta, y porque era bien conocido que la Tierra no era un lugar cómodo para los extraterrestres, nunca eran buenos anfitriones. Por su parte, Demmak, sentía que era un buen lugar. Había creado una pequeña pulsera “reloj”, que le permitía cambiar su apariencia a una más normal y que el color de su piel permaneciera cálido para no revelar sospechas entre los humanos.  

Pero, luego la solución había llegado. Australia, se había enterado por noticias encriptadas, por mensajes ocultos en fragmentos de la red, que la academia ubicada en ese sitio “Greenlight” en un pequeño poblado creado por el dinero del director, estaba llena de secretos. Y si, Demmak era un hombre curioso por lo que quería descubrir que era lo que se escondía ahí. No paso mucho tiempo para que encontrara entradas escondidas sobre un Santo Grial, algo raro que los humanos creían que tenía poder “celestial”, algo interesante de oír y leer, pero quería comprobar con sus propios ojos que tan real era aquello. Cuando llegó a Australia, había sido contratado por una joven llamada Lorelei que le pidió que investigara los secretos de la academia.

Y aceptó, le honraba que le contrataran para investigar algo que ya estaba investigando y no es que le urgiera el dinero, pero si los contactos que podrían tener los demás, entonces podría conseguir más oportunidades de verificar que tan ciertos eran esos trastos que los humanos veían como especiales. Las religiones tenían muchos secretitos ocultos. Había decidido empezar con su trabajo en las carreteras de Canberra, donde se encontró con un cliente que le entregó un paquete que le ayudaría en la búsqueda de los secretos de la academia. Lo malo era que su reloj se había quedado sin baterías y la gente le miraba extraño porque tenía los cuernos notorios en la cabeza.
Localización : It's a secret~

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jude Harley el Sáb Mayo 07, 2016 5:07 pm
¡Oh sí claro! Había sido realmente gracioso ¿No? El leer un post nuevo en uno de los foros en los que estaba, uno que afirmaba haber visto hacia unas horas un extraño objeto que había aterrizado por las colinas cerca de las carreteras, Jude no podía creerlo; pero no perdía nada con ir a esa zona, se lo había creído pues en esas coordenadas nunca se había visto algo parecido a un OVNI, así que no perdía nada con intentar comenzar una búsqueda en aquellas zonas tan alejadas de casa.

- Que el cosmos los maldiga –

Dijo un castaño de ojos verdes bastante molesto y cansado de aquellas bromas que solían hacer los para nada serios miembros de aquel foro. Estaba cansado, con mucha hambre y también dolido de los tobillos por haber caminado tantos kilómetros, pues a falta de un auto, lo único que podía hacer era caminar, caminar y caminar. Fue entonces cuando no pudo más y se desplomó en un camino terroso al lado de la carretera, se veía raro, pues a los lados de las calles habían unos cuantos puestos de descanso para las personas que emprendían largos viajes, unos extraños puestos retro de comida y de curiosidades; pero lo más raro no era ver a un joven raro tirado a media calle, no, lo más raro era ver a otro joven con unos cuernos en su cabeza, y aunque Jude aún no hubiera notado al extraño sujeto, podía escuchar palabras y murmullos de extrañeza.

- ¿Uh? –

Jude alzó la vista finalmente, y se encontró con aquel sujeto extraño que presumía de unos grandes cuernos parecidos a los de un venado ¿Qué significaba? Se quedó un poco confuso admirando la apariencia del más alto como muchas otras personas alrededor ¡¿Qué se suponía que era?! Entonces Jude curioso, se levantó del suelo y fue corriendo directo hasta el chico de cuernos. Se paró de puntitas y sujetó los cuernos con sus manos, jalando un poco de ellos para confirmar sus sospechas, los ojos de Jude desprendieron un brillo inusual. – Bingo – Murmuró mirando al sujeto.

- ¡Te encontré! – Exclamó el de ojos verdes a todo pulmón - ¡Llegas tarde para el concurso de COSPLAY! – Hizo mucho énfasis en esa palabra, tratando de disimular la apariencia de extraño ser, aunque pudiera ser que realmente estuviera camino a un concurso de cosplay - ¡MUEVE ESAS PESUÑAS! –

Y entre unos cuantos jalones por parte de Jude, dirigió al sujeto a una parte lejana y oculta donde nadie pudiese ver, aún no entendía muy bien en la situación en la que estaba, de echo no sabía lo que estaba haciendo. Se asomó por última vez desde su escondite, el cual era la parte trasera al lado del basurero del restaurante que seguía dando servicio, entonces suspiró y volvió a dirigir su mirada al hombre de cuernos.

- ¡No lo creo! ¿Eres una especie de vida alienígena descendiente de los venados? ¡LES ENSEÑASTE A LOS VENADOS A DECIR “BRRR” HACE MILES DE AÑOS?! – Alzó la voz sonando como un completo lunático - Responde ¡¡ALIEN Y LLÉVAME CON TU LÍDER!!-  Cualquiera abría salido corriendo asustado.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dammek Strideer el Dom Jun 26, 2016 6:59 pm
Volvemos al problema inicial. ¿Cómo puedes esconder tus jodidos cuernos para que la gente no se altere cuando te vea pasar? Dammek, por lo general no se preocuparía por esos detalles tan insignificantes. Él lo sabía, la raza humana era bastante fácil de ignorar. Dejó escapar una ligera risa, se sentía preparado para lo que seguía. Primero tenía que conseguir un transporte, quizás robarse un auto para volver a la ciudad. Debió haberle pedido a su cliente que le acercara, pero con lo que había pasado con su reloj, existía la posiblidad de que el chico tuviera problemas para explicar su apariencia. Si, quizás era mejor de esa forma. Se revolvió el cabello, teniendo cuidado de tocar sus cuernos, con los que era realmente sensible.

Se reía de lo ingenuos que eran en la tierra, en realidad, no podía entender como podían ser tan ridículos y creer cualquier cosa que se publicara. Recibió un mensaje, notificación de uno de los foros donde estaban. En el cual, casi hace un facepalm, publicaban la ubicación en la que se encontraba. Estaba bastante divertido, aquello solamente podía significar una cosa, primero que nada, porque se suponía que nadie sabía que estaba ahí. De todas formas, alguien quería burlarse de él. Primero su reloj sin baterías y ahora, estar apunto de ser descubierto por un grupo de frikis amantes de los alienígenas, quien sea que fuera, tenía un buen sentido del humor y si no fuera porque seguramente van a coger de los cuernos al toro, Dammek estaría feliz de esperar al primer friki. Ahora, definitivamente tenía que escapar.

Sus ojos se entornaron en una figura humana cercana a donde se encontraba. Su primer instinto fue huir, pero por algún motivo no podía mover sus piernas para alejarse del lugar, se encontraba confundido, porque sentía que le conocía de alguna parte. No estaba seguro de donde. No hay muchos humanos que Dammek conociera y que le parecieran familiares, tenía a esas personas para las que trabajaba, y algunos amigos de foros. Diablos, por la forma en la que le veían, pudo dare cuenta de que le estaba observando y de que bueno, quizás no sería bueno continuar en ese sitio. Cuando el muchacho comenzó a correr hacia él, pensó que realmente debía huir, por otro lado, huir solamente demostraría que existía un motivo para… Pensar que él es un alienígena y si lo era, pero no deseaba verse descubierto por un mocoso friki. Estúpida mala suerte que tenía.

¿Concurso de Cosplay? Dammek pudo ver la solución frente a sus ojos y comenzó a reír ruidosamente, no lo había pensado porque esa había sido su excusa hasta antes de poder configurar un reloj y darle una apariencia humana como uno de sus personajes favoritos de X-Men, realmente era un idiota, pero estaba bien si podía engañar a ese chico. Terminó siendo arrastrado hasta una zona oscura donde no se le podía ver y se quedaron detrás del basurero de un restaurante, todo esto, antes de que el pobre Strideer pudiera detener de alguna forma al nerdecillo que le empujaba violentamente. Era un pasado.

Hey, hey, tranquilo, dude.— Menciona Dammek, ante la violenta reacción del chico humano.— Ni siquiera soy un alien, dude.— sus palabras son lentas, maquinando un plan y pensando en que puede hacer para tranquilizar al muchacho. Se encuentra algo confundido.— Mira, acércate…— Le toma del cuello de la camisa y le acerca a él con mucho cuidado, como si tuviera un gran secreto (y si lo tiene).— Me disfrace de esta forma para atraer la atención de los militares y que me llevaran al Área 51, ¿verdad que existe, dude?— Planta la idea, y espera que el joven sea suficientemente crédulo y friki para creerle.
Localización : It's a secret~

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.