Greenlight Academy Rol
I.
II.
III.
IV.
V.
La academia Greenlight, reside dentro del pueblo de Haus, comprado y fundado por Adelbert Greenlight. En las cercanías de dicho pueblo, podemos encontrarnos con la capital de Australia, Canberra, donde se puede llegar en tren, camión e incluso en bicicleta. Los estudiantes, funcionarios o habitantes pueden llegar a Sydney en cualquiera de los transportes señalados, así como también tomando un avión con ese destino, si se cuenta con el dinero apropiado.
Datos necesarios
Aquí puedes encontrar los expedientes de los personajes que ya han sido creados en el foro o también puedes ver más fácilmente donde ubicar la ficha de tu personaje en creación.
Para elaborar tu ficha
03

Feuerrote

06

Lauftgrau

07

Wasserblau

05

Blattgrün

Jefe FeuerroteV. Greenlight
J. LauftgrauDisponible
J. WasserblauDisponible
J. BlattgrünDisponible
Ella Greenlight

Hija del Director

Vicious Greenlight

Hijo del Director

Adelbert Greenlight

El director

Lorelei Luhrmann

Ex-esposa del Director

EllaGreenlight
ViciousGreenlight
AdelbertGreenlight
LoreleiLuhrmann
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» ¿Reencuentro? [Priv. Remus]
Lun Nov 28, 2016 10:32 pm por Remus J. Lupin

» Paciencia impaciente (Priv. Suiren)
Miér Oct 12, 2016 11:03 pm por Sophie Blanc

» The sweet girl [Priv. Desirée]
Dom Sep 18, 2016 8:06 am por Viktor von Westermann

» Paradise Pradise {P}
Vie Sep 16, 2016 9:22 pm por Sam Ebony

» ►I'm not in love, but the sex is good◄ Priv. Christy
Jue Sep 15, 2016 3:56 pm por Sam Ebony

» «No pertenezco.» [Priv. Will]
Miér Sep 07, 2016 12:16 pm por Nico Di Angelo

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Vie Jul 22, 2016 7:35 pm por Invitado

» recreo (priv. Desiree)
Jue Jul 14, 2016 12:13 am por Chastiefol

» Sweet Scent {P; Desirée}
Lun Jul 11, 2016 3:31 pm por Desirée Bonheur

Afiliados
Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Cazando un pequeño ciervo [Priv. Vicious]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Vittoria Baruffio el Sáb Mar 12, 2016 11:59 pm
Las historias en las cantinas siempre solían ser la misma cosa, un cliente ebrio en algún punto amenazaba con destruir la paz del lugar. La gente de las cantinas solía seguir la misma rutina día con día, había ocasiones en las que las peleas eran más divertidas, otras veces eran más tranquilas y había unas pequeñas, escasas ocasiones en las que eran caóticas. Nunca sabías que podía pasar o donde podía terminar tu cuerpo. Era divertido, era divertido ver qué final tendría el patrón que seguían esas situaciones. Ahora estaba tomando en la barra, estaba coqueteando con el bartender para ver si le podía dar un descuento generoso cuando terminara de tomar. Quizás podían darse un atracón en el almacén de las bebidas, él le tocaría las tetas y ella le haría una mamada, y entonces, podría irse sin pagar. Pero mientras tanto, estaba viendo lo que ocurría en aquella pequeña cantina. Luego vería como podría pagarle al bartender o como podría pagarle de otra forma. A ella le gustaba el caos, y aunque Vittoria contaba con suficiente dinero como para pagar las bebidas de todo el bar, también le gustaba jugar con fuego.

En ese momento, había tenido una especie de reunión con Adelbert Greenlight, que terminó con un poco de sexo rudo y rápido en la cama de uno de los cuartos de motel baratos del lugar. Cuando salieron, él le dijo que quería que interactuara con su hijo mayor, Vicious Greenlight, aunque no le dijo como quería que fuera el contacto con ese joven. Ella había decidido irse a una cantina, para relajar su cuerpo después de todas esas estocadas, se había tomado la pastilla que impedía el desarrollo de un pequeño bastardo Greenlight en su interior y se había puesto un ajustado vestido rojo con una chaqueta de cuero negro encima y unas botas de igual material y color. Se veía sensual, se veía sensual y ella lo sabía. Era como un gran trozo de carne en medio de tantos lobos, seguramente querían devorarle. Pero, a ella no le importaba, no es como que los demás pudieran hacerle frente. Si alguien quería meterse con ella, tendría que ser bajo su consentimiento, porque de otra forma prefería romperles una pierna antes que permitirles tocarle, por algo era una mujer peligrosa, ¿no? No sería bueno que fuera fácil atraparle.

No había pensado mucho en que en ese lugar podría encontrar a la persona que le encomendaron conocer, no lo pensó, hasta que vio unos rojizos y curiosos cabellos. Dejó escapar un suspiro, porque pensó que era Adelbert, pero al girar por completo la cabeza, se dio cuenta de que Vicious Greenlight, estaba siendo acosado por el sujeto que se había pasado de copas, quería ver como el hijo de su jefe se hacía cargo de la situación.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.