Greenlight Academy Rol
I.
II.
III.
IV.
V.
La academia Greenlight, reside dentro del pueblo de Haus, comprado y fundado por Adelbert Greenlight. En las cercanías de dicho pueblo, podemos encontrarnos con la capital de Australia, Canberra, donde se puede llegar en tren, camión e incluso en bicicleta. Los estudiantes, funcionarios o habitantes pueden llegar a Sydney en cualquiera de los transportes señalados, así como también tomando un avión con ese destino, si se cuenta con el dinero apropiado.
Datos necesarios
Aquí puedes encontrar los expedientes de los personajes que ya han sido creados en el foro o también puedes ver más fácilmente donde ubicar la ficha de tu personaje en creación.
Para elaborar tu ficha
03

Feuerrote

06

Lauftgrau

07

Wasserblau

05

Blattgrün

Jefe FeuerroteV. Greenlight
J. LauftgrauDisponible
J. WasserblauDisponible
J. BlattgrünDisponible
Ella Greenlight

Hija del Director

Vicious Greenlight

Hijo del Director

Adelbert Greenlight

El director

Lorelei Luhrmann

Ex-esposa del Director

EllaGreenlight
ViciousGreenlight
AdelbertGreenlight
LoreleiLuhrmann
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» ¿Reencuentro? [Priv. Remus]
Lun Nov 28, 2016 10:32 pm por Remus J. Lupin

» Paciencia impaciente (Priv. Suiren)
Miér Oct 12, 2016 11:03 pm por Sophie Blanc

» The sweet girl [Priv. Desirée]
Dom Sep 18, 2016 8:06 am por Viktor von Westermann

» Paradise Pradise {P}
Vie Sep 16, 2016 9:22 pm por Sam Ebony

» ►I'm not in love, but the sex is good◄ Priv. Christy
Jue Sep 15, 2016 3:56 pm por Sam Ebony

» «No pertenezco.» [Priv. Will]
Miér Sep 07, 2016 12:16 pm por Nico Di Angelo

» [Normal] ♕ Return Of Kings
Vie Jul 22, 2016 7:35 pm por Invitado

» recreo (priv. Desiree)
Jue Jul 14, 2016 12:13 am por Chastiefol

» Sweet Scent {P; Desirée}
Lun Jul 11, 2016 3:31 pm por Desirée Bonheur

Afiliados
Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Explorando rincones inexplorados {Priv. Chastie}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Sophie Blanc el Lun Feb 08, 2016 11:05 am
La academia era inmensa, había tantas habitaciones y tantos sitios donde investigar e inmiscuirse, había tantos sitios interesantes para jugar, estaba simplemente emocionada por la idea de estar en un lugar como ese era simplemente impresionante, quería dar saltos e investigar cada secreto. Había escuchado algunas leyendas de chicos más grandes de su dormitorio, sobre que cada habitación y cuarto de la academia escondía un secreto diferente y que eso era algo que no le decían a los estudiantes para no causar estragos dentro de la academia. Sophie estaba realmente interesada en revelar todos los misterios relacionados con Greenlight Academy, después de todo, desde que había entrado a la academia decidió que buscaría a todos los buenos y los malos y los haría parte de su equipo o los alejaría del resto, ella quería protegerlos a todos. Y quería un mejor lugar sin menos pesadillas, ¿Sophie podía darles un momento de paz uniéndolos en sus travesuras sin sentido? Ella esperaba al menos ser útil de esa forma.

Había salido de su dormitorio temprano, sin hacer mucho ruido para no molestar a su compañera de habitación, se había movido sigilosamente para tomar su bolso del suelo, lo había preparado previamente el día anterior por la noche, había metido dentro galletas, algunas manzanas, naranjas, un poco de dinero, botellas de agua, té helado y un poco de dulces por si las dudas. También había una linterna, una navaja multiusos, a Sophie le gustaba siempre ir preparada para los problemas. En alguna serie muy popular que vio de niña había muchas veces que recordaba haber escuchado que mencionaban “Prepararse para los problemas” y Sophie era realmente obediente, ella no iba a dejar pasar la oportunidad.

Llegó al edificio donde todos los alumnos podían encontrarse para bajar a las lavanderías. Buscó entre las lavadoras un escondite secreto donde pudiese haber una entrada para más escaleras y llegar a las catacumbas. No fue muy difícil de encontrar, había una pared sobrepuesta que tapaba unas pequeñas escaleras donde tenía que agacharse y ‘gusanear’ para llegar a un pequeño botón rocoso que abría las compuertas más grandes, ¡era completamente genial! Como estar viviendo una película de Nicholas Cage… Increíble. Definitivamente, era una escuela grandiosa, no se arrepentía de haber sido enviada a ese sitio, era simplemente grandioso. Encendió la linterna porque ya no podía ver nada a su alrededor, se encontró un par de cosas graciosas, un hueso que guardó en su bolso y una pequeña nota que pedía auxilio, se veía vieja… Quizás pertenecía a la persona que había perdido ese hueso…

Sabía que el malo aparecería en cualquier instante, así que tomó la pequeña navaja y se preparó para atacar. Se escondió en uno de los calabozos abiertos y apagó la pequeña linterna, ¡estaba preparada!

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Chastiefol el Miér Feb 10, 2016 12:52 pm
Se había acabado la fiesta unos chicos se habían molestado porque socialice con sus novias las cuales desconocían que tenían novios, para mí solo eran fans algo violentos que no conocían su posición o no tenían suficiente confianza para hablarles a las chicas que le gustaban llevando a que cometieran actos un poco perversos y deshonrosos como para emboscar a una persona cansada antes de ir a dormir lo cual me llevaba a la situación actual, un yo amarrado con hambre en algún agujero oscuro hasta que recobrara el conocimiento.


Habían pasado alrededor de unas cuantas horas pero no estaba seguro aparte de la sensación de un  cuerpo adolorido como si lo hubieran tirado, por eso se  movía  lentamente fijándose que tenía unas cuerdas en las piernas y los brazos las cuales no estaban muy bien ajustadas, el olor a podredumbre, polvo y humedad pudo pasar a través de la bolsa que tenía en la cara la cual me tapaba e incomodaba pero no podía quedarme quieto así como si nada debía planear mi venganza pero antes debía salir de aquí y eso era empezar con quitarme las cuerdas en mis muñecas las cuales se aflojaron rápidamente una vez que mueves las manos con un par de cuerdas flojas   para seguir con el saco de papas que me habían puesto en la cabeza y terminar con las que estaban amarradas alrededor de mis pies.


Si el lugar era una pocilga tenia cadenas como si fuera una cárcel, insectos en las paredes de un tamaño algo descomunal  y un olor horrible a descomposición como si varios animales hubieran muerto pero no le prestó atención y salió caminando por uno de los pasillo que no tenía ningún tipo de luz por que el joven a recordar su naturaleza algo oscura y sombría sabía que entre las sombras de este horrible lugar estaría más seguro que ir por algún camino iluminado.


Ya habían pasado varias horas de seguro era de noche otra vez y el camino pocas veces se iluminaba con antorchas o algún mineral fluorescente que estaba en las paredes, aparte de eso el resto de cosas que le habían pasado eran más como si fuera un video juego, habían desde ratas gigantes, orcos, goblins y algunos monstruos más complicados que protegían el lugar pero yo solo quería salir por eso cada cierto tiempo daba fuertes gritos pero nadie al parecer lo escuchaba aparte de las vestías en busca de comida, en situaciones así solo podía recordar mis clases de lucha y confiar en mi katana la cual no soltaba ni para beber la sangre de los monstruos para saciar mi sed, si eran medidas desesperadas pero ya estaba bañado en sangre desde que los cortaba por que no saciar esa sed de sangre completamente hasta hallar la salida y quitarse la sangre que se había secado alrededor de su cuerpo dándole una apariencia algo sádica y maliciosa mientras rastrillaba la katana marcando la pared donde ya había pasado.


Sentía que había pasado alrededor de un día de seguro era de noche por que su cuerpo se sentía más fuerte aunque el hambre era intenso y los monstruos no habían aparecido durante un rato, escuche un ruido como si 2 piedras chocaran o fueran raspadas, algo lejos pero corrí lo más rápido hacia ese lugar, solo deseaba que no hubieran más problemas pero lo que encontré fue un grupo más de celdas las cuales estaban abiertas y de seguro no tendrían nada bueno aparte de un lagarto enorme como de 1,50 metros de largo  que miraba una de las columnas fijamente sin percatarse de mi presencia por eso le corte la cabeza sin vacilar, soltando una carcajada pensando que ya había perdido la cabeza y que nunca podría salir de aquí  – jajajajajajajajajaja – miraba mi katana como deslizaba una gota de sangre entre su filo como un maniático y cantaba – ice cream ice cream – no sé por qué pero esa canción de helados me relajaba hasta que escuche un rose detrás de la columna de la celda – mejor sera que te muestres o te mandare directo donde el duablo   – con un tono más calmado y levantando mi katana para ponerme en una postura defensiva
Edad : 21

Localización : detrás de ti imbecil

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sophie Blanc el Lun Abr 04, 2016 3:03 pm
Sin duda, era algo increíble. Le encantaba la academia, pensaba que no podría aburrirse en ese lugar, siendo tan grande, tan hermoso, tan lleno de lugares para descubrir, había donde explorar y le habían contado que había unas catacumbas debajo del teatro o unos túneles, nadie sabía porque estaban ahí pero estaba el rumor de que los había. Y decían muchas cosas sobre lugares escondidos por toda la pequeña villa donde se localizaba la academia y era emocionante. Algún día realizaría una búsqueda del tesoro o se uniría a un grupo de exploradores, quizás ella misma abriría un club en su momento y le emocionaba mucho la idea de conseguirlo, la idea de no estar sola nunca más y tener a gente que hiciera lo mismo que ella sin verle extraño por sus ocurrencias.

Había escuchado unos pasos que se dirigían en su dirección y estaba segura de que aquella persona no era buena, por lo general, tenía una idea de cómo era la persona que se acercaba, porque algo dentro de ella le hacía darse cuenta si se trataba de una persona en la que podía confiar o si solamente era una persona que estaba ahí perdida o si era un aliado, por lo general se daba cuenta de esas cosas por pequeñas que fueran. Había un sonido extraño como si estuvieran raspando la pared y aquel sonido de verdad le preocupaba, dejo escapar un suspiro y tomó la navaja con fuerza, no podía hacer mucho porque no tenía una “habilidad” que le salvara la vida. En fin, tendría que confiar en la pequeña navaja y en sus habilidades de súper héroe, al menos tendría una forma de salir con vida. Ella sabía que nada malo le pasaría mientras estuviera en la academia. ¿Quizás había ido muy lejos?

Decidió que su mejor idea era tomar el rociador de gas pimienta y sus bombas de humo, para escapar de la situación, al menos llegar hasta donde pudiera y tomar el hueso para golpear a quien sea que estuviera ahí, hasta llegar al huequito donde estaba el botón y volver a la lavandería. Parecía arriesgado, pero podría funcionar. Tomó una piedrita del suelo y la arrojo con todas sus fuerzas hacia el lado contrario donde se encontraba, intentando atraer la atención de aquel sujeto hacia el lado contrario y poder escapar.

Era una aventura real.

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.